Google, el gigante de la publicidad

google-admob-doubleclick-adsense-adwords
Share Button

Admob, DoubleClick, Adsense y Adwords: conoce las 4 grandes plataformas de publicidad con las que cuenta Google actualmente y por las que es una de las empresas más importantes en Internet.

Cuando hablamos de muchos de los servicios gratuitos que ofrece Google a todos sus usuarios como Google Chrome, Android o Gmail, no es que sean gratuitos realmente, sino que hay algo que se está haciendo por otro lado para generar mucho dinero. Por una parte, cada vez que nos registramos para utilizar un nuevo servicio, no solo de Google, sino otros como Facebook, Foursquare o Viber, no es que estemos pagando $0 centavos. Lo que pasa es que estamos pagando con toda nuestra información personal: nuestros contactos, nuestros amigos, nuestros números telefónicos, nuestros intereses…en fin. Cada una de estas empresas ya debe tener un gran perfil de cada uno de nosotros con toda la información que les hemos entregado.

Eso mismo lo hace Google. Cada vez que utilizamos uno de los servicios de la gran G en que no estamos pagamos con dinero, sino con información, se va alimentando un perfil de nosotros que ellos han ido construyendo desde que hicimos nuestra primera búsqueda o desde que ingresamos por primera vez a nuestro correo. Ellos tienen mucha información y la utilizan para segmentar todos los anuncios que salen en el buscador, en YouTube, en Gmail, en algunas aplicaciones móviles y en una red mundial de blogs y de sitios web que están afiliados a Google. Pero, ¿cómo lo hacen?, ¿cuáles son las plataformas publicitarias de Google? Son 4 grandes, acá les contamos cuáles son y qué hacen exactamente.

Google Admob

google-admob

Para los que nunca habían escuchado hablar de Admob, la red de anuncios publicitarios de Google en dispositivos móviles, déjenme explicarles algo antes: cada vez que ustedes descargan una aplicación gratuita a su celular, hay un desarrollador que trabajó con mucho esfuerzo y dedicación en ella, por lo que sería normal que estas personas que están detrás recibieran algo en compensación a cambio de esa aplicación. Google ayuda de alguna manera a esos pequeños desarrolladores, pues a cambio de insertar publicidad en la interfaz de miles de aplicaciones, Admob pagará a ese desarrollador por cada click sobre uno de estos anuncios patrocinados. Puede que a muchos nos resulte incómodo, y muchos ni hayamos dado click alguna vez en un banner dentro de una aplicación, pero lo cierto es que es un tipo de publicidad que, aunque intrusiva, funciona, aunque con unas tazas de conversión y CTR muy bajos, de entre el 1 y el 2%. Pero tengamos en cuenta otra cosa, y es que Admob mueve cerca de 40 billones de banners en todo el mundo.

Admob, que actualmente ofrece publicidad en aplicaciones móviles de Android, iOS y Windows Phone, inicialmente fue una compañía independiente fundada en 2006 en San Mateo, California, y que en su momento no hacía parte de la línea de productos de Google. Todo esto antes de ser comprada entre 2009 y 2010 por $750 millones de dólares. Hoy, sin embargo, la plataforma está limitada a la promoción de aplicaciones móviles, pues en el momento de crear una campaña no nos dejará insertar cualquier URL de destino, sino una desde la cual se pueda descargar una aplicación, ya sea de la Google Play Store, la Appstore de Apple o la tienda de aplicaciones de Windows Phone, por lo que de entrada en este momento solo la podrán utilizar quienes quieran promocionar alguna aplicación móvil.

El otro dato importante que me parece importante mencionar es que si queremos aprender a utilizar la plataforma, tendremos que hacer una inversión mínima de $50 dólares. Esto nos dará la posibilidad de crear grupos de anuncios que podrán ser segmentados por país, por sistema operativo y por marca del teléfono, entre otras características demográficas, que nos darán la posibilidad de segmentar muy bien el público al que queremos que lleguen nuestros anuncios.

DoubleClick de Google

Varios años antes de que Google comenzara a funcionar en un garaje en 1998, ya había una empresa ofreciendo publicidad en toda Internet desde 1995. Los grandes buscadores de esa época como Yahoo!, Altavista o AOL eran un gran terreno de cultivo y empezaron a aparecer los primeros banners de publicidad en Internet desde entonces. Pero a esto sumémosle todos los sitios que había en Internet para esa época. Detrás de toda esta actividad estaba DoubleClick, una agencia que desde entonces ya se dedicaba a poner banners en toda la web para generar tráfico en la red, hasta el punto de que en su momento alcanzó a ser uno de los sitios más visitados del mundo, pues para entonces los clicks alcanzaban a contar como tráfico sobre el sitio que los estaba generando.

Sin embargo, la publicidad en Internet en esa época era algo a lo que solo muy pocas empresas y agencias podían aspirar, por lo que entonces solo marcas como Microsoft, General Motors, Coca Cola, Nike o Visa se podían dar el lujo de generar tráfico hacia sus sitios. Esta trayectoria de ser pioneros en el área de la publicidad en Internet llevaría a Google a adquirir DoubleClick en 2008 por la suma de $3.1 billones de dólares, con lo que no compraban solo una, sino todas las empresas que había adquirido DoubleClick en sus 13 años de trayectoria, tales como NetGravity y Performics.

Google Adsense

Si tienes un blog o una página que genere mucho tráfico, quizás estés dejando de ganar algo de dinero gracias a tus visitantes. Mientras están en tu sitio, ellos podrían fácilmente dar click a anuncios patrocinados que le generen tráfico a otros sitios. En esto consiste Google Adsense. Es la red de anuncios que insertan quienes están generando contenido en Internet para ganar algo de dinero extra con cada click que se genere desde su sitio web, o incluso desde vídeos en YouTube. De esto, Google consigue los clientes, tú los insertas y ellos te dan un porcentaje de lo que ellos estén cobrando por cada click. De esta forma Google consiguió en 2011 el 28% del total de sus ingresos, algo así como $2.4 billones de dólares, gracias a terceros que están generando contenidos todo el tiempo en Internet.

Una de las cosas que más llama la atención de Google Adsense es que se trata de publicidad muy poco intrusiva, y que aprovechando los datos de geolocalización desde donde estés conectado, entrega publicidad que está muy bien segmentada, de acuerdo con los intereses de los visitantes de cada sitio. No olvides que, como dijimos más arriba, Google sabe todo sobre ti. El dueño del sitio recibirá un monto de dinero cada vez que el anuncio se muestre mil veces, o cada vez que alguien dé click, por poner un ejemplo. Y la forma en que Google hará el pago será cuando, por ejemplo, se acumule el equivalente a $100 dólares. Esto suponiendo que el CPC (costo por click) o el CPM (costo por mil impresiones) tengan un costo de $10 centavos.

Adsense en sus inicios era un servicio independiente de Google, que pertenecía a una compañía llamada Oingo, con oficinas en Los Ángeles. Fundada en 1998, fue adquirida por Google en 2003, año en el que fue lanzado Adsense como lo conocemos hoy.

Google Adwords

Aprovechando el poder adquirido por su propio buscador en sus primeros 3 años de vida, Google lanzó en 2000 el programa de  Adwords, pues ya era hora de empezar a monetizar todas las búsquedas que se estaban generando en todo el mundo. En sus primeros años, el servicio era muy diferente a como lo conocemos hoy, pues las campañas y grupos de anuncios eran configurados en su totalidad por el equipo de Google. Esto a cambio de un monto mensual por el que pagaban las empresas por aparecer en los resultados de búsqueda. Poco a poco fueron abriendo la plataforma y los anunciantes pudieron empezar a desarrollar sus propias campañas, sin depender de Google. Ya para 2005, Google empezó a ofrecer asesoría telefónica para ayudar a los anunciantes. En ese mismo año llegarían los programas de certificación, con los cuales es posible saber si una persona tiene unos níveles de conocimiento mínimos respecto a la plataforma de Google Adwords.

El servicio de Google Adwords ha sido una de las razones por las que el buscador de Google ha cambiado tanto desde sus inicios en 1998, cuando los resultados de búsqueda eran limpios, sencillos y ordenados. Esto poco a poco se fue acabando desde el momento en que los anuncios de Adwords comenzaron a invadir la pantalla, en un comienzo con anuncios a mano derecha, y posteriormente en la parte superior e inferior.

Hoy hay muchas críticas en contra del buscador y los anuncios de Google, pues hay quienes cuestionan el hecho de que en algunas búsquedas en escritorio el porcentaje de la primera pantalla que el usuario ve dedicada a resultados orgánicos sea solo del 10%, y en celulares a veces del 0%.

El poder de Google

En resumen, y para finalizar, podemos ver cómo el poder de Google viene de varias fuentes: en primer lugar, de toda la información que, queramos o no, le entregamos todos los días cada que utilizamos alguno de sus servicios. Esto en últimas le sirve para segmentar muy bien toda la publicidad que le hace llegar a sus usuarios, ya sea en aplicaciones móviles, en sitios web o en su buscador. Y en segundo lugar, podemos ver cómo Google ha dependido siempre de otras compañías que en su momento fueron independientes, como sucedió con Admob, DoubleClick y Adsense, a las que seguramente al ver como rivales, prefirió comprar por altas sumas de dinero para convertirlos no solo en aliados estratégicos, sino en un producto más de su gran catálogo de servicios. Gracias a esto es que Google es hoy uno de los gigantes de la publicidad en Internet.

Imagen propiedad de Erwin Boogert

Share Button
  • Jorge Santos Velasco

    Gran articulo Daniel, algunas de estas plataformas no son muy conocidas y es muy bueno conocer para que sirven dependiendo de lo que uno necesite.